Acerca de nosotros

Nosotros (Catherine y Daniel) somos ciudadanos belgas.  Hemos vivido en muchos lugares diferentes: Amberes, Bruselas, París, Ginebra, Múnich y Londres, antes de tomar cargo de La Fructuosa.  Navegamos en nuestro yate durante tres años desde Francia a Australia.  Más tarde llevamos un pequeño hotel y una galería de arte en el centro de Bruselas durante 10 años.

Ahora repartimos nuestro tiempo entre Gaucín, Bruselas y un viejo molino en Provenza.

Bajo nuestra gestión, La Fructuosa ha ganado muchos galardones de industria y reconocimiento de nuestros huéspedes.

Tenemos la suerte de tener un equipo profesional y simpático que juega un papel esencial en la gestión del hotel y del restaurante.  Mariano Ruiz, nuestro chef, que viene del pueblo vecino de Benalauría, Pilar Domínguez, nuestra recepcionista y maître, y el resto de nuestro equipo se asegurarán de que disfruten de su estancia en La Fructuosa.

Hablamos francés, holandés, inglés, alemán y español.

Catherine es una reconocida artista, ceramista, escultora e ilustradora. Ha exhibido en varias galerías y festivales de arte en varios países y es miembro permanente de Art Gaucín, la asociación de artistas del pueblo de Gaucín.  Comparte su pasión por la cerámica en sus clases y seminarios en Gaucín y Provenza.

El medioambiente

Nosotros (Catherine y Daniel) vivimos en un barco durante 3 años y somos muy conscientes de la importancia de reducir el impacto medioambiental de un hotel y restaurante.  Hemos realizado muchos cambios estructurales y operativos incluyendo un sistema de calefacción mas eficiente, ventanas nuevas, mejor aislamiento térmico y paneles solares para el agua caliente.  Hemos introducido contenedores reutilizables para reemplazar botellas de plástico y los artículos de baño de un solo uso.

Por eso nos negamos a instalar aire acondicionado en nuestro hotel.  Gaucín está a una altitud de 600 metros por encima del nivel del mar por lo que casi siempre hay una brisa que viene del Atlántico:  gracias a nuestros gruesos muros de piedra antiguos y ventiladores de techo de madera, siempre se está cómodo en La Fructuosa, incluso en los días de mucho calor.

La ausencia del aire acondicionado nos puede costar una estrella en el obsoleto sistema de calificación de hoteles español, pero sabemos que el tamaño y comodidad de nuestras habitaciones y la calidad de nuestro servicio y nuestra cocina hablan por sí mismos.  La calificación que escriben nuestros huéspedes en nuestro libro de huéspedes o en la web es de más importancia para nosotros.

The Sunday Times (Enero 21, 2018)

"Disfrute de las mejores vistas de Europa en La Fructuosa, en el pueblo blanco de Gaucín".

Reserve su habitación

Mejores precios, condiciones y disponibilidad aquí.

Inscribirse en la lista de contactos.

©2020 La Fructuosa. 

  • Facebook
  • Instagram
  • TripAdvisor